Wulfric: la gran traición

La batalla era muy fiera y rápida, como tanto nos gustaba a los vikingos. Pero estaba preocupado, eran muchos y esta vez no había en sus filas simples jornaleros y niños mezclados con unos pocos guerreros. Eran guerreros todos, y solo una ayuda de Tyr haría que ganásemos esta batalla. De repente sonreí, si nos ganaban, moriría en la batalla, como lo hizo mi padre. Morir luchando era una gran muerte, una muerte honrosa, y las valkirias me llevarían al salón de los héroes, donde me esperarían todos aquellos que han luchado conmigo y contra mi, y juntos nos reiríamos. Si las tres hilanderas que hilan los destinos debajo del árbol Yggdrasill querían, mi muerte sería bien recibida.
la segunda parte de las aventuras de Wulfric Hakannson
http://elarboldelosversos.blogspot.com/

3 comentarios:

Víctor Yuri dijo...

espero que os paséis por mi blog:P

El Observador dijo...

Genial!

Víctor Yuri dijo...

me alegro que te guste, os recuerdo que la primer aparte ya la subi, pronto espero tener siguientes partes:)

Publicar un comentario